miércoles, 29 de febrero de 2012

Yago Urbano Morales

Sonatina

     Mi coche de noche es un broche azabache, insignia de toro, nombre de raza, por su carácter fuerte y sobrio. Mi coche está solo, sin su piloto. Afortunado hombre soy yo, y quien lo compró. Lamborghini, la marca, es mi guía, mi faro de Alejandría; su sola presencia da sentido a mi existencia y su desovencia merece mi reverencia. Mi coche de noche es como un broche azabache, pero no por ello menos que un Porsche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada